Seguidores de Set

Bienvenidos, Todo aquel que sea un Seguidor de SET
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Temas similares
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» Clanes y sus diviciones
Sáb Jul 14, 2012 4:17 am por Fem Cats Vampire Aurak

» Ejemplo de personajes
Jue Jul 12, 2012 10:57 pm por Fem Cats Vampire Aurak

» Libro setita
Jue Jul 12, 2012 10:52 pm por Fem Cats Vampire Aurak

» Disciplina Serpentis
Jue Jul 12, 2012 9:25 pm por Fem Cats Vampire Aurak

» Disciplina de Ofuscacion
Jue Jul 12, 2012 8:54 pm por Fem Cats Vampire Aurak

» Disciplina de Presencia
Jue Jul 12, 2012 8:53 pm por Fem Cats Vampire Aurak

» Historia de Fem Cats Vampire Aurak
Dom Nov 06, 2011 9:51 pm por Fem Cats Vampire Aurak

» Historia de SETH
Dom Nov 06, 2011 7:37 pm por Fem Cats Vampire Aurak

» Recordemos un poco a buenas personas que ya no estan en este mundo
Lun Mayo 16, 2011 1:28 am por Fem Cats Vampire Aurak

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Foro
Compañeros
Crear foro
Foro
Noviembre 2017
DomLunMarMiérJueVieSáb
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
CalendarioCalendario
Compañeros
Crear foro

Comparte | 
 

 Libro setita

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Fem Cats Vampire Aurak
Guia y Hechisera
Guia y Hechisera
avatar

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 03/05/2011
Edad : 35
Localización : Argentina

MensajeTema: Libro setita   Jue Jul 12, 2012 10:38 pm




INTRODUCCIÓN.


Abres los ojos y no ves más que tinieblas. Estás quieto y oyes a las sombras susurrar tu nombre. No, no son las sombras. Es la arena. Mas allá de la seda y el nogal de tu sarcófago se encuentra el desierto de Egipto, a donde has viajado desde tu lejano hogar de San Francisco. Bajo los granos cambiantes te ocultas a los ojos curiosos. Te desperezas, encantado como siempre por la caricia de la seda contra tu piel fría. Desnudo como un cadáver en la mesa del embalsamador, yaces enterrado. El odioso Ra ya ha navegado todo el horizonte occidental. Pronto te despertarás, te vestirás con tus túnicas de terciopelo y abrazaras los placeres de la noche.

¿QuÉ te traerá esta velada? ¿Un burócrata que ha aceptado un soborno más? ¿Un corruptor de menores, un cerdo cocainómano, un pornógrafo? Tantos placeres tantas noches... Aunque no siempre fue así.

Antes, en los brillantes días de tu vieja existencia, eras oficial de policía. Contra los deseos de tu padre, un policía retirado entraste en la Academia después de un paso por el instituto sin mucho lustre. No habías sido lo bastante brillante como para unirte a los listillos, ni lo bastante atlético como para entrar en el equipo. Además, la llamada a embotar tu mente y tu cuerpo no era lo bastante fuerte como para considerarte un drogadicto. Pasaste de un grupo a otro como un extraño a quien nunca se quiera ni se despreciaba, quedando marcada tu triste existencia por la campana que separaba una clase de la otra, la noche y el día.

Ahora comprendes que lo que ansiaste a lo largo de aquellos años era reconocimiento, aunque en aquel momento creyeras que lo que necesitabas era pertenecer a algún sitio. Por eso pediste el ingreso en la Policía tras terminar los estudios. Mientas los demás iban a la Universidad, tu sudaste, te entrenaste y sufriste abusos. La academia te enseño a pertenecer, pero no a conformarte. Ni respetabas la autoridad, sino que la ignorabas. La Academia te enseñó a despreciar a aquellos más débiles que tú. Y lo que era más importante. Te enseñó la lección de la brutalidad.

Creíste entonces que vestir el uniforme de un policía te daría el reconocimiento que ansiabas, y así fue en cierto modo. Cuando reconocían tu uniforme sentían miedo. Paseando calle abajo, con los ojos ocultos tras las gafas de sol y la mano descansando de forma descuidada sobre la empuñadura de la pistola, saboreabas el miedo que tu presencia provocaba. Sí, en las zonas altas eras un símbolo de la ley y el orden, parte de la delgada línea azul que separaba a la sociedad de la anarquía. Pero abajo era otra cosa. Abajo era otro mundo. Las bandas, los chulos, las putas, los perdedores: todos aprendieron a respetarte. Y, aunque no lo hicieran, el miedo y el odio a partes iguales eran un buen sustituto al menos para ti.

Conocías tu poder de forma absoluta, como pronto conocerás a la ostentosa mujer con los tacones de aguja y el traje de red, arrodillada frente a ti en un callejón sin tener que pagarla si no quería que la llevaras a patadas frente al sargento de guardia, acusada de prostitución. Saboreaste el subidón del crack mientras inhalabas, con un mechero danzando frente a tus ojos inyectados en sangre. Llegaste a depender del dinero que recibías por mirar hacia otro lado.

Nunca te viste como un tipo malo, y mucho menos ‘perverso’. Que coño, nunca te consideraste corrupto. Por lo que oías en la comisaría, antes o después todos los polis se inclinaban un poco con el viento... doblados o rotos. Tú vivías en esa clase de mundo.

La noche en que la mujer te cogió, la corrupción era lo último que tenías en la cabeza. Fue una ronda como cualquier otra; tu compañero te hablaba de la mujer con la que había estado ese fin de semana, que no era más que una estadística para él, o de cualquier historia rutinaria. Sentiste el familiar sabor en la garganta al oler el sudor, los dónuts, la comida china y la basura. Avanzabas con la cabeza bien alta pensando en esa chica en la acera que todavía no te había pagado... y en como te cobrarías. Llevabas una mano en la pistola, sabiendo cuándo asentir a tu compañero y cuando callarte; nunca atendías a sus palabras pues ya las habías oído incontables veces de otros polis. Pensabas en la chica de las caderas estrechas y la sonrisa asustada. No podía tener más de quince años pero le enseñarías lo que era el mundo.

Los faros te saludaban, los coches rugían, un periódico se arrastraba por la calle antes de detenerse en la húmeda brisa de verano. Por el rabillo de ojo viste a un borracho derrumbado en la puerta de una tienda, con una bolsa de papel cubriendo la botella que aferraba con su mano retorcida. Pensaste en darle una paliza para animarte, pero pasaste a su lado par llegar hasta la chica, atraído por tu urgente necesidad.

A tu lado, tu compañero zumbaba sin parar mientras recorrías la calle, resonando su voz en las paredes resbaladizas por el moho. No reparaste en su cháchara hasta que se convirtió en un grito escarlata, suave como el maullido de un gato ahogado, y su sangre te salpico el hombro. Te giraste para verlo tumbado en la calle, con una segunda boca abierta bajo la barbilla .

Estabas solo. No había nadie más en el callejón, ningún matón con un cuchillo, pero tu compañero estaba sacudiéndose como aquel contrabandista al que disparaste en el estomago. Intentaste gritar pero te tuviste que llevar una mano a la boca para contener el vomito mientras la otra volaba hacia la pistola. Te agazapaste sin querer tocarlo, sabiendo que ya era demasiado tarde para comprobar su pulso; podías ver cómo su latido se perdía por la fuente roja que manaba de su cuello. Frente a tus ojos su mandíbula se calmó, sus entrañas se vaciaron y sus pies bailaron sobre el pavimento una última y desesperada vez antes de morir.

Tus dónuts se unieron a su sangre en el asfalto. Sacudido por las arcadas, te pusiste en pie como pudiste, dejaste caer tu revolver y maldijiste, como si la blasfemia pudiese alejar el horror. Recogiste el arma, resbaladiza por la sangre y bilis. Te giraste y buscaste la radio de tu cinturón con mano temblorosa, pero otra mano fuerte como el odio, fría como el miedo, te aferró la muñeca y te retuvo. Una segunda, con las uñas afiladas como cuchillas cubiertas de sangre, la sangre de tu compañero, agarró tu mandíbula y te obligó a alzar la cabeza y a observar unos ojos como agujeros negros, una sonrisa más salvaje que la de un tiburón blanco. Lo único que veías eran dientes y aquellos ojos, y los dientes otra vez, acercándose, flotando delicados como la nieve hacia tu cuello musculoso, asfixiando... Trataste de gritar.

Comenzaste a agitarte como un pez en el anzuelo mientras los dientes se hundían en tu garganta, como un beso agónico y extático. Sentías como te sacudías, buscabas aire, te sentías alzado del suelo mientras tu sangre bombeaba, bombeaba, bombeaba hacia la boca de la mujer que te aplastaba contra sus pechos. Viste el mundo retirarse, oíste tus latidos ralentizarse y sentiste que caías a cámara lenta, flotando sobre el suelo del callejón . Apenas oíste el sonido húmedo que tan bien conocías, el repique de la lluvia de primavera contra el pavimento, y después la leche materna fluyendo por la garganta, quemándote, rasgándote los labios y la lengua. El sabor, cálido y latente, era mejor que el crack, mejor que el sexo, mejor que dormir.

Cuando trataste de aferrar la fuente del néctar, la muñeca en tu boa se retiró y unas manos fuertes te ayudaron a incorporarte. Una voz te susurraba al oído algo sobre el dolor y el poder, la muerte , la oscuridad y el sufrimiento, pero lo único que querías era beber otra vez hasta reventar. Te arrojaste sobre el cuerpo aun caliente de tu compañero y lamiste la sangre de los labios rasgados en su garganta. Oíste reír a la mujer.

Ya no vistes uniforme, ya no llevas pistola. Ya no necesitas mas autoridad que la que portas en tu boca y en tu mirada. Ahora tienes reconocimiento. Ahora perteneces a algo. Ahora eres una sombra , una amenaza, una pesadilla. Ahora eres un Seguidor de Set.

Es hora de levantarse. Te deshaces de tus ensoñaciones tan fácilmente como de tu piel, y con una palabra y un pensamiento reformas tu cuerpo para hacerlo más ágil y serpentino. Lanzas tu lengua bífida para saborear el aire, para asegurarte que nadie haya penetrado en tu refugio durante el día, y después te deslizas desde tu sarcófago y sales a la arena. Con la cabeza alzada supervisas la sala con ojos sin párpados, observando las palmeras entre las dunas, los jeroglíficos y las pinturas de las pirámides, el ganado y los reyes que adornan los muros. Satisfecho, cambias de nuevo y te incorporas sobre dos piernas, dirigiéndote a la puerta. Abres los pesados cierres, pulsas un código en la alarma electrónica y abres la entrada de tu sanctum.

El apartamento está oscuro, con las cortinas echadas. Te deslizas con gran precisión hacia el baño, y después del lujo de una ducha hirviendo te secas antes de vestir tus túnicas de terciopelo y satén. Ajustas la faja alrededor de tu cintura, pasas una mano por el encaje y sonríes. Ya sientes el hambre agitarse en tu interior. Te acercas a las ventanas, retiras las cortinas, observas la brillante telaraña de luces engarzadas en el collar de la noche y sonríes de nuevo. No es un gesto agradable. Todo tipo de placeres aguarda tus tiernos cuidado. Tu risa resuena en el apartamento mientras te diriges hacia la puerta

Capítulo Dos: Siseos en la Oscuridad

La historia de Set narrada por Sir Marriot D’Urban

Estas despierto. Bine. Pronto beberás de nuevo. Por tus ojos veo que recuerdas la última que lo hiciste. No estuvo mal, apurar toda la copa de vitae con aquella velocidad, sin siquiera un temblor. Me gustó. Y veo que también recuerdas las llamas, el dolor al que te sometimos, las pruebas y tormentos de la iniciación. El dolor era necesario. Nos demostró que tu devoción a la secta era auténtica.

¿Las quemaduras que sufriste anoche? Ya no existen. Tu sangre las ha curado. Sí, es milagroso, ¿no crees? Pero a partir de hora, muchas que te parecerán milagrosas se harán frecuentes. Sin embargo, hay cosas que nunca deberás olvidar: las llamas, la luz, y especialmente la luz del sol; debes esquivarla si valoras tu existencia. Incluso los faros pueden dañar tus ojos. Si te expusieras al sol, te aniquilaría sin dudarlo. El sol siempre ha sido mas cruel con nuestro clan que con los demás de la estirpe.

¿Qué es la Estirpe? Son tus hermanos y hermanas, los Hijos de Caín. Son vampiros. Como nosotros, descienden de los ancianos. Sin embargo, al contrario que nosotros, los clanes menores de los Vástagos descienden de un simple mortal; nosotros somos los hijos de un Dios.

Quieto, chiquillo. Atiende a mis palabras. Esta es nuestra sagrada historia. Debes conocerla para conocerte, y para saber en qué te has convertido. Te la cuento como la oí de mi sire, y como ella la había aprendido a su vez del suyo.

Desciendes por línea directa del propio Set, el dios-guerrero del antiguo Egipto. Como tú, Set fue en su día mortal, nacido en las orillas del fértil Nilo hace casi 7000 años. Era un gran cazador y soldado, y su único rival era su hermano mayor Osiris. Los dos eran nietos de Ra, un poderoso señor bajo cuyo liderazgo los pueblos primitivos del Nilo conquistaron y unieron al Alto y Bajo Egipto. Ra consolidó su reino en gran medida gracias a la habilidad marcial de Set.

Pero era un gobernante celoso. Sólo mediante el engaño sus hijos Geb y Nut, tuvieron hijos propios. Ra les había ordenado que no tuvieran herederos, temiendo que esta progenie codiciara su poder. Ra se sentía cada vez más temeroso, sospechaba cada vez mas de ellos. Como Geb, su padre, los dos jóvenes se casaron con sus hermanas, Isis y Nefitis. Osiris e Isis dieron a luz a Horus. Set y Nefitis no tuvieron descendencia.

Mientras Ra se debilitaba con la edad, su mente quedó perjudicada. Ordenó la muerte de Geb y Net por tener hijos y traicionarlo. Geb fue enterrado vivo y Nut después de asesinada, fue despedazada y ofrecida a los buitres como carroña. Años más tarde, tras el surgimiento del culto de Osiris los hermanos martirizados fueron reverenciados como dioses. Geb era considerado el Señor de la Tierra, y Nut la Diosa del Cielo; el recuerdo de su asesinato quedó acallado por el paso del tiempo y sólo se recordó la naturaleza de sus muertes. Set, de gran corazón, lloró por sus padres y combatió a Ra, al que ahora odiaba. Como castigo por su lealtad hacia sus padres, fue exiliado a los desiertos que flanqueaban las tierras fértiles del cauce de Nilo.

El traicionero Osiris permaneció en silencio, postrándose ante Ra como la rata que era. Se declaró leal al asesino de su padre y de su madre. Ra lo recompensó declarando al traidor su heredero. Tras la muerte de Ra, Osiris fue nombrado Rey del Alto y Bajo Egipto. Obsequioso hasta el final, proclamó a su abuelo fallecido un dios, y de este modo se estableció la veneración a Ra, el dios del Sol en las tierras del Nilo.

Set, que supo en el exilio de las noticias, regresó a Egipto, donde descubrió que su hermana esposa Nefitis le había traicionado y yacía en el lecho de su hermano, dando a Osiris otro hijo: Anubis. Set, siempre tolerante, no sintió odio hacia su esposa pero exigió con toda justicia a Osiris que como hermanos iguales deberían dividir el reino entre los dos. Solicitó ser nombrado Señor del Alto Egipto, que era principalmente desierto, mientras Osiris retenía el trono del Bajo Egipto una tierra fértil gracias al Delta. Osiris se negó y, a la manera de su abuelo, expulsó a Set a los desiertos, diciéndole: ‘Marcha y deja que las arenas te conforten, las serpientes y los escorpiones serán tus únicos compañeros’.

Apesadumbrado y enfurecido, Set abandonó Egipto, y viajo al norte, a las tierras de Asiria, donde vivió un tiempo con el nombre de Sutekh. Fue en este terrible exilio donde fue descubierto por su sire, igual que yo te descubrí hace pocos meses. Como yo mismo, la sire de Set era una vampira, una bebedora de Sangre. Durante milenios hemos acechado invisibles en las sombras de la humanidad. La sire de Set era la hija de Caín; podríamos llamarla una de la segunda generación, Caín fue el primer vampiro, la Primera Generación. Yo pertenezco a la undécima.

Set y su sire viajaron entonces a la segunda ciudad, donde la segunda Generación y su progenie moraban en las tinieblas. Allí Set conoció a sus hermanos y hermanas de la Tercera Generación, muchos de los cuales lo despreciaban como suele ocurrir con los hermanos mayores. Para Set, aquellos vampiros eran engañosos y crueles. Intento no relacionarse mucho con ellos, tratando de mejorarse, como siempre había hecho, mediante las armas del guerrero.

Aprendió mucho sobre los Vástagos en aquellos primeros años. La luz del sol era odiosa para todos los hijos de Caín, pero él descubrió que la luz en cualquier forma le afectaba terriblemente, mas que a cualquier otro de los condenados. El sol le provocaba unas heridas especialmente terribles. Creyó que se debía a que el Dios Sol, Ra, era su enemigo. ¿Y quien va a dudar de las palabras del Gran Set? Nosotros compartimos su maldición, y por eso el sol nos es tan odioso.

Muchos de sus descubrimientos lo alejaban de la Segunda ciudad, y fue en una de esas ausencias cuando la Tercera generación se alzó contra sus sires y los aniquiló. Las noticias de aquel terrible acto llegaron hasta Set, que vagaba por los campos. Juró venganza contra sus hermanos, que habían asesinado a su Sire junto a todos los demás. Aquella promesa marcó el comienzo del gran conflicto entre todos los vástagos que hoy denominamos la Yihad. La mayoría de los vampiros ha olvidado este origen pero nosotros recordamos y sabemos que se trata de una guerra santa y justa, una guerra que proseguimos en nombre de nuestro Señor.

Set sabía que precisaría de un poderoso ejército a sus órdenes para cumplir su juramento, y sabía que solo había una tierra cuyos guerreros fueran capaces de algo así. De este modo regresó a Egipto. Por causalidad, o quizá por una treta de los ancianos, Osiris había sido Abrazado en su ausencia, ya que su tiránico gobierno sobre Egipto había atraído la atención de otro vampiro. Grande fue el conflicto entre Set y Osiris, pero al final fue nuestro señor quien se alzó triunfante. Despedazó el cadáver de su hermano en 14 trozos, que diseminó por todo el país. Acabó también con Anubis y Horus, los hijos de Osiris, pero en su misericordia perdonó la vida de Isis y Nefitis.

Mas fue esta piedad la que casi representó su destrucción. Sin él saberlo, en su ausencia Isis se había convertido en una poderosa hechicera. Recuperó el cuerpo de Horus, restaurándolo a la vida como la primera momia. Tras demostrar la eficacia de su magia perversa, Isis reunió los trozos de su hermano muerto, todos salvo su pene, que había sido devorado por un cangrejo, y con sangre y magia resucitó al vampiro Osiris. En ese mismo momento Set llegó para combatir a las fuerzas que se acumulaban contra él. Una vez más Osiris fue muerto. Isis murió también, y Horus sufrió graves amputaciones.

Tras despertar muchos siglos después del letargo en el que se había sumido tras la batalla, Set descubrió que el culto a Ra, ahora llamado Amon-Ra, se había extendido por todo el imperio. Gran parte del poder del culto al dios sol se debía a las maquinaciones de la momia Horus, despreciado e inmortal sobrino. Traicionado por su familia, nuestro Señor juró destruir los cultos de Amon-Ra e Isis, aunque esta venganza fuese secundaría ante la Yihad que había iniciado contra la Tercera generación.

Durante dos mil años su poder creció, hasta que los mismo Faraones de Egipto no fueron mas que peones suyos. Comenzó a ser Adorado por los mortales a los que guiaba contra los falsos dioses de Isis y Amon-Ra. La misma capital de Egipto se desplazó de Menfis donde el culto a Ra era más fuerte, a la ciudad de Tanis donde se encontraba el templo de Set. Los Faraones se denominaron Seti en su honor. El culto a Isis, su enemigo, liderado por el perverso Horus, había sido gravemente debilitado. El propio Horus había muerto de nuevo expulsado al Inframundo.

Ni siquiera los criminales intentos de la Tercera Generación y de sus chiquillos a los que esta había creado para combatirle pudieron hacer mella en la gloria de Set. Incluso los ataques sin provocación de los Lupinos no hacían más que debilitarlo, nunca destruirlo.

Mientras Set trataba de sanar el daño inflingido a su reino por los Lupinos, Horus renació. Aprovechándose del estado debilitado de Egipto, la malvada momia traicionó a su propia patria y dirigió a un ejercito libio para invadirla y conquistarla. Set escapó en el último momento, y sólo cuando fue evidente que todo estaba perdido. Horus se estableció como dirigente de Egipto, mostrando un violento desdén por la vida mortal. Bajo el terrible gobierno de la momia Tebas se convirtió en la nueva capital y se restableció el culto a Amon-Ra. El depravado culto a Isis también renació.

Exiliado en el desierto, Set juró hacerse tan mortal como las arenas que lo acogían. Igual que sus enemigos lo habían traicionado, prometió blandir contra ellos la traición y la corrupción. Como hizo la tercera generación a la que combatía creó a chiquillos que lo sirvieran. Lamentablemente, este gran héroe que fue el padre de todos nosotros quedó abandonado y traicionado por todos sus flancos. Llora por él lagrimas de sangre, y jura seguir la lucha contra sus enemigos...


HISTORIA DE LOS SEGUIDORES DE SET.

No hay otro clan sobre el que se hayan vertido más mentiras y calumnias que sobre los Seguidores de Set, y eso indica que su enemigos los temen de verdad, y con motivos. Los Setitas son una fuerza implacable que no olvida jamás la lucha sagrada que su Dios-Rey, su Yihad contra Horus y contra la Tercera generación desde hace interminable milenios.



GÉNESIS Y PÉRDIDA.

Cuando la momia Horus dirigió a los invasores en la conquista de Egipto, destruyendo el poder de Set entre el clero y la nobleza, el antediluviano creó a los Setitas para que fueran sus discípulos. Tras concebir la traición y la corrupción como sus armas, y desacreditar a los sacerdotes de Amon-Ra haciéndoles amar el materialismo y la decadencia más que a su dios, Set mostró a sus Seguidores la senda oscura del Poder.

Fue durante estos primeros años cuando los seguidores batallaron a los Caminantes silenciosos, una implacable y feroz tribu de Lupinos. Los lobos atacaron a Set mientras trabajaba en la creación de momias para combatir a las de Horus y al Culto a Isis, pues había robado astutamente el ritual necesario. Pronto se hizo evidente que Set había sido engañado. Las momias eran criaturas retorcidas y bestiales, aunque los Setita han empleado a estos monstruos desde hace milenios. Como sucedió cuando el alma de estas Oscuras momias fue arrancada por primera vez del inframundo, cada vez que su espíritu regresa a sus cueros los caminantes silenciosos, que acechan en los límites del Inframundo como es su costumbre los descubren y atacan. El antediluviano los derrotó la primera vez que osaron actuar, y ha ordenado a sus seguidores que los acosen a la menor ocasión.

El primera acto de los Seguidores de Set recién abrazados fue maquinar la caída de Horus y recuperar el territorio que pertenecía a Set por derecho. Viajaron a Nubia y a Siria donde, mediante sabias palabras convencieron a los reyes de estas naciones para que enviaran ejércitos a conquistar Egipto. Así recuperaron el control de sus propias tierras, pues las huestes invasoras estaban bajo el control de Set mucho antes de que un soldado extranjero pusiera un pie en suelo egipcio.

Conscientes del creciente poder de Roma, Set y sus seguidores tomaron medidas para asegurar su destrucción, de modo que el Imperio Romano no llegara a amenazar sus tierras. Con ciertas dificultadas, los seguidores volvieron a los romanos contra la ciudad Brujah de Cartago, con la esperanza de que las dos potencias navales se destruyeran mutuamente. Ansiosas por su conquista, las legiones romanas, azuzadas por los codiciosos Malkavian y Ventrue, se volvieron poco después de su victoria.

Para entonces Set había vuelto a caer en letargo, agotado por su largo y sangriento conflicto contra sus enemigos. Los seguidores perdieron la cohesión sin su guía, y un ghoul y agente, Cleopatra, fue enviada sin éxito a Roma para lograr la influencia del senado y de Julio Cesar. Logró seducir a Marco Antonio, general de César, pero ni siquiera su revuelta detuvo los avances romanos. Egipto se convirtió en provincia del Imperio en el 30 a.C y Cleopatra se suicidó, prefiriendo someterse a los colmillos de una serpiente que a Roma.


Triunfo.

Siendo la gloria de Egipto cosa del pasado, los Setitas trabajaron para destruir a quien había destruido su propia tierra. Los excesos de los emperadores romanos no fueron totalmente obra de los seguidores, pero sin duda hicieron grandes contribuciones a la decadencia de hombres como Tiberio y Calígula, empleando siempre las armas de su enemigos contra ellos. También exacerbaban las tensiones entre las provincias romanas orientales, que hablaban el griego, y las regiones latinas occidentales, un conflicto que cristalizó en la ruptura del Imperio en el siglo III d.C.

Aun con Roma derrotada, los seguidores de Set no consideraron completa su venganza contra los vástagos europeos. La peste bubónica, que diezmó Europa aniquilando a más de un cuarto de la población mortal, se ha achacado a ciertos seguidores fanáticos como el triunfo contra los vampiros que osaron conquistar Egipto. La mayoría de los Setitas niega esta afirmación. EL repentino y terrible descenso de la población dejo expuestos a muchos vástagos que antes se ocultaban entre los mortales, haciéndolos vulnerables a los horrores que se avecinaban.

La inquisición y la revuelta anarquista.

Los Setitas fueron vitales en la fundación de la Inquisición. Aprovechando la exposición masiva de los vampiros, se infiltraron entre los mortales supervivientes y extendieron la distensión. Sabían que, una vez azuzados, el ganado se alzaría y acabaría con sus señores vampíricos. Los Setitas esperaban que la carnicería los convirtiera en el principal poder Cainita del mundo. Pocos vástagos eran conscientes del papel que los seguidores tuvieron en el parto de la Inquisición, que, como es frecuente, fue terriblemente sangriento. Muchos matusalenes murieron como resultado de las actividades Setitas, y los que sobrevivieron se vieron obligados a ocultarse. Así comenzó la Mascarada.

Aprovechando el caos de la Inquisición, los neonatos y ancillas del clan Tzimisce iniciaron la revuelta Anarquista. Muchos vástagos se unieron a su causa, liberándose del yugo del Vínculo de Sangre y matando a sus antiguos. Los Setitas fomentaron encantados esta práctica, pero también tomaron medidas para asegurar que se les viera apoyando a los antiguos de los clanes, ayudando así a los vencedores, fueran quienes fueran. Como un grupo aparentemente neutral, los seguidores de Set fueron llamados por los Ventrue, para unirse a la recién formada camarilla, pero rechazaron la oferta para el alivio de casi toda la Estirpe


Nuevos mundos

Hacia la Edad de la exploración, los Setitas trabajaban con tal habilidad las armas de sus enemigos que el engaño, la corrupción y la traición eran una segunda naturaleza. Los seguidores tomaron los barcos hacia el nuevo mundo, donde siguieron su batalla contra la tercera generación y su progenie, acompañando a la colonización de las Américas. Muchos nativos murieron por los agentes de los Antediluvianos para el enfado de los Setitas. Para ellos las carnicerías españolas de los aztecas y los incas eran una prueba de la perfidia de la tercera Generación a la que combatían. Su resolución en luchar en nombre de Set se reforzó con aquellas atrocidades.

Hacia 1560, los españoles y los portugueses habían reclamado gran parte de América del Sur y Central. Los Vástagos acudían en masa al Nuevo mundo, ocultándose tras ellos los Setitas. En las junglas y desiertos del sur se establecieron numerosos templos al Dios-rey, muchos de los cuales siguen activos en la actualidad, apoyando y controlando, entre otras cosas, a los cárteles bolivianos de la droga. Norteamérica demostró ser un gran obstáculo para los seguidores debido a los Lupinos salvajes y al influjo de los vampiros del Sabbat que huían de Europa. Las ciudades del sur eran sus favoritas, así como los desiertos del suroeste.

A medida que los Estados Unidos crecían, los Setitas se extendieron por todo el globo. Se infiltraron en la extensión del imperio Británico, estableciéndose en África, Asia, la India y Australia, cuyos vastos desierto eran territorio familiar para los abrazados en Egipto. En África batallaron a los colonizadores impulsados por la dominación Cainita. Los seguidores, fuertes en el continente desde sus inicios, hicieron lo posible por combatir él trafico de esclavos dirigidos a los Toreador hedonistas y hastiados, pero sin mucho éxito. En esta época se infiltraron en Haití, abriéndose camino en los emergentes cultos de vudú de la isla. Otros los siguieron, y hoy en día Haití se ve azotada por los conflictos por el poder de estos vampiros. Como sus amos, se declararon dioses y crearon una red de adoradores mediante la que trabajar.




La Edad Moderna

Mientras que antiguamente solo estaban en guerra con los demás clanes vampíricos, hoy en día los seguidores de ser perciben al resto del mundo como su enemigo, aunque solo sea porque está controlado por sus rivales. Los secuaces de los antediluvianos y del despreciable Horus, que sigue activo, están por todas parte. Los Setitas combatirán su influencia con cualquier medio necesario, y si por ello su clan aumenta su riqueza y poder, mucho mejor.

Mientras que algunos clanes, especialmente los Toreador, se han estancado en la Revolución Industrial, los Setitas han abrazado ansiosos el mundo moderno y todo lo que este ofrece. Una de sus conquistas más importante y menos conocidas en los años recientes es la explotación de los medios de comunicación, mediante los que han expuesto ante el mundo la corrupción de numerosos políticos y líderes espirituales. Esto ha quebrado la fe religiosa de muchos (reforzando así la Mascarada), extendiendo entre millones el descontento en los próceres políticos. Los mortales víctimas de la corrupción Setita son, todos y cada uno, peones de la Yihad. Destruyendo su eficacia operacional, los seguidores de Set golpean a los ancianos sin alma que los controlan.

Con la prohibición instaurada en 1919 en los EEUU, los seguidores de Set aprovecharon rápidamente la venta de alcohol ilegal. Creando su propio imperio criminal, detuvieron las investigaciones y las acciones de la policía y los gobiernos controlados por los Antediluvianos. Comprendiendo rápidamente lo eficaz que era el crimen organizado como arma de la Yihad, los Setitas aumentaron el alcance de sus actividades, logrando el control de casi todo el trafico de drogas del mundo. Hoy en día han consolidado el control sobre muchas otras áreas de actividad criminal, incluyendo la extorsión, el juego y la trata de blancas. Sus contactos criminales y los adoradores que han congregado a su alrededor convierten a los seguidores de Set en un poderoso factor en la política vampírica. También son uno de ellos clanes más extendidos del mundo, aunque carecen de los miembros que tienen los Brujah o los Caitiff.


Setitas en todo el Mundo


Africa.

Los seguidores de Set han sido poderosos en África desde el 13er siglo a.C aunque sus fuerza ha sufrido altibajos a lo largo de los tiempos. Cuando Horus y sus seguidores los expulsaron de Egipto, sus templos se extendieron hacia el sur por todo el continente. Muchos se congregan ahora en Ciudad del Cabo y Johannesburgo, en Sudáfrica, donde tienen peones en el gobierno de la ANC, así como en la industria. Aquí combaten contra los Toreador, los Ventrue y los Brujah europeos que han explotado el continente africano. Más al norte, Somalia y Etiopía han recibido una gran influencia Setita. Tánger en la costa Mediterránea, aunque su influencia ha menguado desde mediados del siglo XX. El poder de los seguidores en Casablanca del mismo, modo, ha disminuido desde la Segunda guerra Mundial, principalmente por los feroces y constantes ataques de los Lupinos. En Egipto, es su tierra natal, trabajan como siempre han hecho actuando detrás del telón, manipulando a presidentes y líderes religiosos en la guerra Santa de su Señor contra sus enemigos, entre ellos varios poderosos y decadentes Toreador que se establecieron en El Cairo y Alejandría cuando Napoleón invadió el país en 1798.


Asia.

Los misteriosos vampiros de Oriente desprecian a los seguidores como hacen con todos los Cainitas occidentales. Los Setitas han abierto algunos caminos en China, Hong Kong y Japón, aunque los principales contactos en Asia siguen estando en Bangkok, Singapur y Yakarta. Aquí los seguidores, empleando sus métodos tradicionales, se ganan poco a poco la confianza y habilidad de algunos vampiros orientales. Estos contactos, realizados poco a poco y de forma individual, han permitido a los Setitas lograr influencia sobre el tráfico de opio y heroína. Japón se ha convertido en una gran frustración, aunque algunos magos tecnocráticos parecen abiertos a las sugerencias del clan. Del mismo modo, Setitas aislados cortejan el favor de los Vástagos, Felinos y Gaki japoneses con cierto éxito.


Australia.

Los Setitas, como la mayoría de los Vástagos, han llegado hace relativamente poco a Australia. El primer Seguidor que puso el pie aquí fue en 1789, un año después de que la flota de convictos británicos fundara Sidney Cove. Hoy en día, Sidney es regida por el abierto Príncipe Sarrasine del clan Toreador (nota del que escribe: Sarrasine en realidad es un Seguidor de Set). Muchos creen que en realidad es un Caitiff. Su gobierno relajado, es apreciado para los seguidores, y muchos de ellos se congregan cerca de esta corte liberal. Un gran número de Caitiff , así como muchos otros vampiros exiliados por la camarilla tienen también su hogar en Sidney. En el resto de Australia, los clásicos prejuicios contra los Setitas son muy fuertes. Los pocos que habitan en las demás ciudades del continente tratan de pasar desapercibidos. Aunque el desierto sigue estando casi despoblado de vampiros, hay que señalar que Australia es el hogar de 14 de las 15 serpientes más letales del mundo. Esto unido a las duras condiciones puede ayudar a convertir las tierras meridionales en un hogar cada vez más atractivo para los Setitas en el futuro.


América Central y del Sur.

Los Setitas luchan en toda Sudamérica contra los miembros del clan Toreador, que llegaron con los conquistadores españoles y portugueses. El clan Gangrel y sus aliados Lupinos también han demostrado ser una amenaza contra sus intereses en el continente sur, pero últimamente parecen más preocupados por el destino de la selva amazónica. Los gobiernos mortales de Bolivia, Chile y Colombia están influenciados por los seguidores mediante los carteles, a los que los seguidores controlan directamente. Las bandas fuertemente armadas proporcionan a los Seguidores una gran ventaja en la Yihad de esta región. El clan también ha reclutado a indios y otros pueblos oprimidos como carne de cañón mediante la propagación de cultos de sangre, similares a los haitianos.

América central es zona de guerra entre el Sabbat y los seguidores de Set. Aunque Méjico D.F es una fortaleza de la secta, algunos Setitas valientes y aventureros han establecido templos. Las recientes revueltas contra el gobierno mejicano reflejan el conflicto en el país entre los antiguos rivales.

Las Islas de las Indias Occidentales, en el caribe, han demostrado ser un terreno abonado para la causa de los seguidores. Para asegurar que la gente de Haití no sea engañada por el falso culto a Isis para alzarse contra los Setitas, éstos aseguran la lealtad mediante cultos de vudú en los que se adora a los seguidores como deidades. Los líderes de estos grupos, quizá castigados justamente por Set por su arrogancia, suelen pelear entre ellos para lograr más seguidores.


Europa.

Durante muchos siglos, Europa ha sido tanto un campo de batalla como un jardín par los seguidores de Set. En parís, los Setitas fomentaron la Revolución Francesa cuando parecía que la furia mortal bastaría para destruir incluso a los Antediluvianos dormidos. Los seguidores apoyan a muchas organizaciones antidroga del continente, ya que el trafico de drogas es su principal fuente de ingresos. Amsterdam, con sus progresistas leyes al respecto, es el anatema para ellos. Apoyan por Europa a los gobernantes aconsejan a partidos políticos de todos los extremos del espectro. Los grupos de extrema derecha e izquierda son usados en sus guerras. Se dice que el más antiguo rival del clan, Horus, tiene su fortaleza en los Alpes Suizos. Gran parte de las energías Setitas en Europa están concentradas en destruirlo a él y a la Secta de Isis que dirige.


EUROPA ORIENTAL.

Los seguidores han sido incapaces de determinar que sucede en la comunidad de estados independientes, heredera de la URSS. Previamente, habían combatido al consejo Brujah hasta alcanzar un empate, y también tuvieron éxito debilitando a los matusalenes soviéticos extendiendo la desconfianza y el miedo entre las autoridades mortales a gran escala. Ningún Setita sobrevivió al despertar de Baba Yaga, y nadie ha sido capaz de infiltrarse en Telón de Sombras que rodea el país. En la Europa Oriental el Inconnu es muy fuerte, y aunque los Setitas han tratado de convencer a estos antiguos de que se unan a su guerra santa, no han tenido mucho éxito. Aquí también deben pelear contra los atrincherados antiguos del clan Tzimisce


ORIENTE MEDIO.

Desde la terrible noche en la que los vampiros de la Tercera generación se alzaron y asesinaron a sus sires, Set y sus seguidores han batallado contra los Antediluvianos por todo el Oriente Medio. Muchos de los estados Arabes están bajo el control de los Assamitas aunque los Setitas no carecen de su propia influencia especialmente entre ciertos terroristas fanáticos y otras organizaciones fundamentalistas. Las relaciones entre los Assamitas y los seguidores de Set son tensas, aunque algunos antiguos Setitas tratan de aliviar la Tensión.


NORTEAMÉRICA.

Como muchos otro clanes, los Setitas están muy involucrados en los asuntos de los EEUU. Tiene una mayor fuerza en el sur y el mayor templo de la región esta situado en los pantanos de Luisina, donde el clan se ha aliado con los danzantes de la espiral Negra. En nueva Orleans, la cuna del vudú americano, es un objetivo para los Setitas, y a través de los muelles el clan introduce drogas, armas y cainitas. Los desiertos de Suroeste también son el hogar de algunos Seguidores influyentes, ya que el paisaje les recuerda a su perdido Egipto.

Como el resto del mundo, el clan consigue gran parte de sus apoyos entre los más desfavorecidos. Llevan orden a ciudades azotadas por los conflictos mediante cultos sangrientos y la adoración a Set, ofreciendo, esperanza donde no la hay. Muchas bandas, grandes y pequeñas, así como devotos sectarios proporcionan tropas de choque para la Yihad. El clan Brujah y los anarquistas son los principales rivales en los EEUU, seguidos de cerca por el Sabbat. Muchos Ventrue y Tremere del país, que perciben a los seguidores como males menores, están dispuesto a aliarse con ellos con tal de aplastar los estados Libres Anarquista. Aún está por ver el precio que los Seguidores exigirán por su ayuda.





















_________________
Fem Cats Vampire Aurak
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://seguidoresdeset.phpbb-foro.org
Fem Cats Vampire Aurak
Guia y Hechisera
Guia y Hechisera
avatar

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 03/05/2011
Edad : 35
Localización : Argentina

MensajeTema: Re: Libro setita   Jue Jul 12, 2012 10:52 pm



Capítulo Tres: Hijos del Dios Oscuro.

Desde la muerte de la Segunda generación, cuando Set abandonó a sus caníbales hermanos y les declaró la guerra, los cainitas han odiado y temido a Set y a sus seguidores. este capítulo trata sobre la actitud de los etitas hacia los demás clanes, así como hacia sus más decididos enemigos, Las Serpientes de la luz. También se incluye información sobre Rasgos y disciplinas únicas de los seguidores de Set, así como una descripción de los métodos y motivaciones de estos vampiros.

Cuadrillas.

Los seguidores de Set se unen a cuadrillas compuestas por vampiros de otros clanes por muchas razones. Una de las principales es lograr nuevos conversos para la causa de su maestro. Muchos creen que los demás vástagos pueden ser convencidos del error de su visión, que pueden percibir la guerra de Set contra los Antediluvianos como algo justo, como algo que no sólo persigue vengar la muerte de la segunda generación, sino también buscar el bien de toda la estirpe. Lo único que hace falta es un poco de persuasión.

Misioneros proselitistas aparte, los seguidores de Set también son conscientes de que la unión hace la fuerza. Rodeados por una cuadrilla protectora de vampiros amistosos, tiene menos posibilidades de ser atacados por Lupinos o momias. Pertenecer a un clan independiente significa que pueden acercarse a otros vampiros con relativa facilidad... una vez se consigue echar por tierra los insidiosos y falsos prejuicios que muchos vástagos sienten hacia ellos, claro.

Estereotipos.

Assamitas. Son águilas aguardando sobre las rocas, pero no es posible hacerles bajar de ahí. Atrapa al águila y liberla sobre tus enemigo, disfrutando de la destrucción que causa. el cebo más eficaz para esta clan es la sangre de otros Assamitas, ya que los viejos hechizos invocados por los Tremere les impiden beber la vitae de otros clanes. si le causas daño a un Assamitas, engáñalo para que beba de tu propia sangre, o la de otro Cainita: para ellos es un veneno purulento. Si quieres debilitar al clan, sabes que en ocasiones es posible persuadir a sus miembros para que sisen el diezmo de sangre que deben a sus antiguos, o para que se lo queden todo. nada inquieta tanto a los asesino como la idea de una rebelión en sus filas.

Brujah. Cuando su efectividad es conducida hacia donde pueden hacer más daño, estos estúpidos violentos puede ser de lo más divertido. Animándolos a pelear entre ellos, convenciéndolos de que sus enemigos son los Ventrue, los Caitiff o cualquier otro clan aparte de nuestro, podemos ganar mucho de sus esfuerzos. A menudo, los miembros de este clan temperamental necesitan armas que solo nosotros podemos proporcionar. Considera los favores debidos una correa con la que controlarlos de uno en uno. Además, sus rabietas alejan la atención de nosotros y la llevan hacia puntos inocuos, por lo que siempre hay que fomentar las diversas causas en las que ponen todo su corazón.

Caitiff. Más de un seguidor de Set se ha hecho pasar por Caitiff para parecer inofensivo a ojos de otro vampiro. El resultado de estas acciones ha endurecido el corazón de los sin clan hacia nosotros. A pesar de todo, la aparente simpatía que les brindamos hace que muchos de ellos nos traten con amabilidad. Anímalos a pensar en nosotros como en iguales. ¿No somos, como ellos despreciados y rechazados por todos los demás clanes? defiende su sufrimiento como algo noble, censura a aquellos que los consideran proscritos y apestados y observa cómo su alma sentimental se caliente con nuestra presencia.

Gangrel. Nunca olvides que estos espantapájaros patéticos son aliados de los Lupinos. Un Gangrel amigo es uno que puede alejar a los hombres lobo de tu templo. También pueden decirte mucho sobre esas bestias y sus debilidades (aunque normalmente hay que conseguir esa información con una gran sutileza). Para hacerte amigo de un Gangrel, comprende su necesidad de viajes, a menudo con presteza y sin obstáculos. Con nuestra telaraña de contrabando cruzando todo el mundo, que permite el transporte sin más preguntas, nos es muy sencillo apresar a los Gangrel en nuestra telaraña. Un modo sencillo de eliminar la amenaza que representa es provocar su frenesí. Los Gangrel caen víctimas de la Bestia con facilidad: alértalos de un plan para talar su bosque favorito o aniquila a su manada de lobo, y la razón dará paso a las trapacerías de la Bestia. Los oponentes que no piensan son muchos más fáciles de manipular. Por último, considera la paranoia que siente los Gangrel hacia la idea de ser manipulados: el pánico resultante, una vez los has alertado de cualquier plan así, dejará al vampiro en cuestión (y a quien haya querido jugárselo) incapacitado.

Giovanni. Los Giovanni, como nosotros se mantienen por encima de las riñas de la camarilla; también evitan a nuestro clan. No necesitamos corromperlos para ponerlos bajo nuestro control, ya que hacen un excelente trabajo corrompiéndose solos. Para lograr influencia sobre un Giovanni, dale información falsa mediante cualquiera de los Muertos sin Reposo con los que estés aliado. La información es poder, y el que la controla domina a los demás.

Hijos de Osiris. Esta línea de sangre menor y su patética disciplina de Bardo fueron destruidas hace mucho por Set. Ya no existe nadie de este infame clan para molestarnos, a pesar de las burdas mentiras de nuestros enemigos al respectos.

Malkavian. Corromper a un Malkavian nunca es tan fácil como parece. No cometas el mismo error que los demás y no subestimes a los hijos de Malkav. Recuerda su papel en la subyugación de Egipto por parte de roma, y cóbrate venganza siempre que puedas. Su debilidad, la demencia es también su mayor fuerza. Las armas que empleamos contra las mentes ordinarias suelen ser ineficaces contra los locos. A menudo, el único modo de engañar a un malkavian es decirle la verdad y esperar que crea que es una mentira, o asegurarle que las fantasías más increíbles son reales, rezando a Set para que te crea.

Momias Oscuras. Estos peligrosos seres son el resultado de los experimentos de Set con la momificación, después de robar una versión bastarda el ritual de creación del Culto a Isis hace muchos siglos. Existen siete de ellas: Tutu el doblemente malvado, Hemheti del rugiente, Amam el Devorador, Quetu la perversa, Hau-hra del Rostro Invertido, Saatet-ya Oscurecedora de la Tierra y kharebutuel cuatro veces maligno ( Qetu y Saatet-ya son mujeres, los demás, son o fueron, hombres).

El ritual que Set obró para alzar a estas criaturas entre los muertos corrompió y distorsionó sus cueros haciéndolas realmente monstruosas. Como el de todas las momias, el espíritu de estos seres es inmortal. Cuando sus cueros mueren el alma viaja al inframundo, donde sufre inenarrables tormentos antes de resucitar. Este ciclo de agonía las ha convertido en dementes absolutas. Los agentes de mayor confianza de Set pueden estar acompañados en ocasiones por una de estas criaturas, si su tarea es lo bastante importante. En ninguna circunstancia deberá ninguno de nosotros confiar en una momia Oscura: están influidas por poderes siniestros, y pueden intentar subvertir cualquier orden dado para perseguir sus propios fines malévolos.

Nosferatu. Sé escrupuloso al tratar con los Nosferatu, pues su red de información no conoce rival. El arma más potente que tenemos contra ellos es el miedo que nos profesan. Aseguran que somos los descendientes demoníacos del fundador de su clan. ‘Niktuku’, nos llaman, y se echan a temblar. Explota ese terror, así como el martirio que es para ellos su cruel aspecto. Trátalos con simpatía y comprensión y a cambio recibirás su confianza. Los Nosferatu nos son más útiles cuando nos consideran amigos.

Ravnos. Falsos, enigmáticos y peligrosos. Nunca confíes en un Ravnos y le des la espalda al menos si quieres seguir con tu existencia. La mejor arma contra ellos es su manía patológica con el crimen. Exponiéndolos a todas las oportunidades posibles de robo o engaño te aseguras que maquinan contra otros, y no trabajarán contra ti; además, así aseguras que la furia de la camarilla se centre en ellos, no en nosotros. Otro modo de lograr el servicio de un Ravnos es reírte de él, ya que harán lo que fuera para impedir que los demás de su clan sepan de su humillación. Quedas advertido. También harán lo que sea para cobrarse venganza.

Toreador. Idiotas despreciables que se consideran superiores a todos los demás vampiros debido a su arte. Sus adicciones y obsesiones suelen solaparse con las nuestras; a lo largo de la historia estos locos han sido muchas veces nuestro enemigos. Algunos parecen vivir exclusivamente del arte, que parece proporcionarles más sustento que la sangre misma. En los Toreador de esta naturaleza, el arma más eficaz es destruir sus obras, aniquilando así su deseo de vivir. Mejor aún anima a un Ravnos a remplazar sus colecciones con falsificaciones. Otra arma a usar es la fuerte pasión que existe entre ellos. Anima a un Toreador a humillar a otro y tendrás hecha la mitad del trabajo, el vampiro herido hará cualquier trato para lograr satisfacción. Limitarte a aparecer en una fiesta Toreador y ser amistoso puede crear más distensión que todo un año de campañas subversivas.

Tremere. Los Tremere están tan obsesionados con ganar poder que a menudo hacen tratos con nosotros sin pensar en las consecuencias. Explota esta sed, adúlalos y se convertirán en tu herramienta, obrando todos tus deseos. Corrompiendo a un Tremere bien situado es posible crear ondas que sacudan su patética pirámide arriba y abajo. Por su parte, un Tremere de los niveles inferiores, una vez bajo tu control puede extender el miedo por los escalones superiores del clan con su mera existencia rebelde.

Ventrue. Los Ventrue son nuestros auténticos enemigos. De no haber vuelto a Roma contra nosotros, Egipto seguiría en pie. Como los Tremere , su debilidad se encuentra en su ansia de poder, que les ciega por completo. Aprovecharse de ellos es muy sencillo. no hay más que jugar con su amor por la fama y la grandeza, o con las ventajas del poder. No tardarán en estar tan obsesionados por las apariencias que será posible arrebatarles el verdadero poder y emplearlo donde es más útil. Cuando se debilite, el Ventrue puede ser destruido. Su otro punto flaco es su gusto enrarecido; eliminar a su precioso suministro de sangre, conservando tu algo, o engancharlos a una droga a tu disposición suministrándola a sus recipientes.

La camarilla. Nos negamos a unirnos a ella cuando se formó, por miedo a que de ese modo nuestro rivales salieran fortalecidos . Ahora está claro que cada revés sufrido por la camarilla daña a la tercera Generación. Seguiremos hostigándola en secreto hasta que tanto ella como los ancianos que la manipulan sea polvo olvidado.

Anarquistas. Como los Brujah, que componen la mayoría de las filas de esta gleba, los anarquista no son un verdadero peligro para nosotros, y de hecho pueden convertirse en estupendos aliados, aunque sin ingenio. Nos temen, pero están más inclinados a confiar en nosotros, o al menos en hablar, que los vampiros de los demás clanes, ya que nos mantenemos lejos de la camarilla. Nuestra Yihad tiene mucho que ganar de su sangrienta rebelión.

Sabbat. Muchos Sabbat insisten estúpidamente en que Set es su enemigo , tanto como los demás antediluvianos. Los vampiros que fomentan tales blasfemias deben ser destruidos. El resto no son de mucha importancia, salvo porque son excelentes enemigos de la camarilla. Nuestros planes se enraízan en los escombros que dejan su paso , y el caos que crean no hace más que ayudar a nuestros propósitos. Es fácil lograr el control de un Sabbat volviendo a los unos contra los otros. Los secretos se ulceran en su interior, y la corrupción se abre camino a dentelladas hacia el corazón de la secta.

Inconnu. Fracasados y perdedores que se aferran a los últimos vestigios de humanidad mientras se ahogan en un mar de sangre. El inconnu no es una amenaza para Set y no merece nuestra atención. La debilidad, el fracaso y el miedo han devorado sus corazones y cualquier poder real que pudieran haber tenido. Lo mejor de todo es que sus líderes ya han sucumbido a las tinieblas. ¿Cuanto tardarán en seguirles todos los demás?

Lupinos. Los lupinos, bestias estúpidas pero igualmente peligrosas, odian a Set con todo su alma. Nunca dudes de a la hora de destruirlos, pero no los busques o te colocarás en una peligrosa situación. Muy a menudo son ellos los que te buscarán a ti. La plata es su debilidad, mientras que sus ansias de destrucción pueden emplearse para reducirlos a una trampa. También es posible usarlos para destruir a otros vampiros, ya que parecen tratar a todos los condenados como iguales, despreciándonos con una feroz pasión.

Magos. Es fácil corromper a la mayoría de los magos, a pesar de sus poderes. Sus habilidades son totalmente humanas, y la senda hacia la iluminación es larga y ardua; ofreciéndoles solaz diversión por el camino podemos ponerlos bajo nuestro control.

Fantasmas. Los muertos sin reposo codician la satisfacción emocional y la experiencia física, y muy a menudo estamos en posición de ofrecerles ambas. Dale a un fantasma un cuerpo sin alma que poseer, o déjale alimentarse del odio y el miedo liberados en un templo durante los rituales del culto, así ganarás su gratitud, y es posible que llegue incluso a sentirse en deuda contigo.

Hadas. Unas motivaciones indescifrables y una mente alienígena convierten a los changelings y a las hadas en criaturas poco populares y fiables. Es mejor ignorarlos que hablar con ellos... y es mejor todavía destruirlos.

Serpientes de la Luz. Antitribu del Sabbat. Aunque son muy pocos los Seguidores de Set que has sido abrazados por el Sabbat, estos pocos son un peligro y una amenaza para todo lo que defendemos. Como el resto de la secta, las serpientes de la Luz se oponen con pasión a los Antediluvianos. Al contrario que nosotros, los traidores extiende su batalla al mismísimo Set.

Su clan y el nuestro están opuestos sin remedio. Algunos eruditos del Sabbat, en particular los Nodistas, ven en este conflicto como un reflejo moderno de la primordial rivalidad fraterna que maldijo a Caín. En la batalla entre los Setitas y las serpientes, creen, que podrán encontrarse.


Estilos de no vida.

Los seguidores de Set, como su nombre sugiere, siguen las enseñanzas de su dios oscuro de forma obsesiva y fanática. Su clan fue creado por el antediluviano para ayudarle en el Yihad. Los Setitas aseguran que fueron los primeros vampiros aparecidos únicamente para combatir a otros cainitas. Ése ha sido el propósito del clan desde su nacimiento, y nunca lo han olvidado. Actuando en situaciones ya existentes y explotándolas a beneficio del clan los Setitas se hacen cada vez mas fuertes.

A medida que la tercera generación creaba más progenie y pasaba poco a poco al fondo de la Yihad, los seguidores de Set han tratado de ampliar el alcance del conflicto. Ahora todos los vampiros son sus objetivos, pues, como dicen, todos sirven a los maestros de la Yihad conscientemente o no. Por este motivo los Setitas no dudan en manipular o incluso matar a sus congéneres siempre que sea necesario.

La mayoría de los vástagos no son conscientes de las motivación y objetivos de los Seguidores, a los que creen fanáticos religiosos corruptos, aunque básicamente inofensivos. Muy pocos saben que los Setitas le han estado engañando, y son menos todavía los que comprenden la profundidad de la perversidad de este clan.


El abrazo.

Los seguidores de Set suelen Abrazar solo a los mortales a los que consideren lo bastante corruptos y fuertes como para florecer en la no-muerte. Muchos de estos conversos son criminales, a menudo elegidos dentro del rebaño, aunque suelen alejarse de los tipos más brutales. Los Setitas necesitan tanto el ingenio como la disposición para romper las leyes del ganado y de los cainitas, de modo que los elegidos suelen ser cultos, o al menos inteligentes. No necesitan matones estúpidos, ya que es mejor dejar a estos chiquillos para los Brujah.

El pelo rojo es muy valorado, ya que la leyenda dice que ese era el color del cabello de Set. Por lo general no importa el aspecto físico de los aspirantes, y se abraza sin problemas a modelos y a monstruos por igual, siempre que cumplan con los criterios de corrupción interna.

El abrazo nunca se concede a la ligera, y un seguidor observará y estudiará a un candidato durante meses, incluso años, antes de decidir si es digno o no para el don de Sangre. Suelen ser traficantes y camellos, chantajistas, fabricantes de armas ilegales, pornógrafos, políticos corruptos, gángsters y otros miembros de la sociedad más oscura, aunque casi siempre que muestren un ingenio afilado y una gran amoralidad. Los chiquillos suelen proceder del culto de sangre de un Setita, de modo que puedan ser observados y probados en las actividades nocturnas del grupo hasta determinar su capacidad y dedicación.

Inmediatamente después del abrazo, a veces incluso antes, el candidato es llevado a su templo local. Allí se le somete a un largo y terrible ritual durante el que es torturado con el fuego y la espada, antes de que se le administre la sangre de su sire y caiga en la oscuridad reparadora. Esto enseña a temer a la luz, una lección primordial que pocos seguidores de Set olvidaran jamás. Tras el abrazo, cualquier luz, brillante, incluso los faros de un coche, bastan para que los Setitas se sientan incómodos, mientras que la luz directa del sol causa el doble del daño normal. Dicen que esto es prueba de su origen sobrenatural, usando la sensibilidad a la luz como la base de un odio casi religioso hacia Amon-ra, el dios solar egipcio.

Por lo general eligen a sus ghouls, y de este modo la áreas mortales que controla, entre los bajos fondos y aquellos que se relacionan con ellos: criminales, cultos y sociedades secretas; su oposición, la policía, abogados y jueces; instituciones religiosas; estos son los mejores campos de reclutamiento. Nada le gusta más a los Seguidores de Set que corromper a una figura que cumpla con la ley, llevándola a su terreno. Los criminales son muchos más sencillos, y por tanto representan un reto menor.


El arte de la corrupción.

Puedo resistirlo todo, excepto la tentación.
-Oscar Wilde.

Para muchos Seguidores de Set, extender la corrupción es un deber sagrado al que se dedican con fervor. EL poder, las adicciones y el fetichismo sexual son los mejores cebos para atraer a sus presas, ya sean humanas o cainitas. Las drogas gratuitas (hasta que la víctima se engancha y el suministro se corta de repente), fotografías comprometedoras de una noche de pasión desatada, la exigencia de devolución de favores prestados, la obligación de cumplir promesas que es mejor no romper son medios empleados para corromper.

Con una red de ghoul en los niveles medio y bajos de la policía y la judicatura, y el alto nivel entre los elementos criminales de una zona, los Setitas tienen las manos libres para explotar todas las áreas de la actividad criminal. La importación de drogas y armas, la falsificación de dinero y obras de arte (hay todo un templo dedicado a reproducir las colecciones de Toreadores influyentes, robando los originales y vendiendo las copias a los rivales para extender las disputas), el chantaje, la extorsión, el soborno, la prostitución y el asesinato son áreas en las que tratan de infiltrarse como sea. En algunas ciudades los Setitas encuentran dificultades y la oposición de los criminales locales, como Al Capone en Chicago. En estos casos, el rival es sometido a la corrupción inmediata y al escándalo. En las situaciones más graves, los Seguidores de Set despachan a las momias Oscuras para acabar con los problemáticos, siempre que no quede otra opción.

Actos desvergonzados de misericordia hipócrita manteniendo amantes secretas, la aceptación de sobornos, el blanqueo de dinero, los tratos secretos con terroristas y la importación de drogas al tiempo que los mortales controlados lo niegan y condenan oficialmente ayudan a los Seguidores. En principio esto parece combatir la influencia de los Antediluvianos. Ciertos Setitas poderosos saben que el caos que extienden tiene una causa mucho más siniestra.

Los Seguidores de la senda Tifón, se deleitan especialmente en corromper a sus compañeros Setitas. Conseguir hacer caer a un miembro propio del clan sirve para lograr la adulación de los camaradas, ya que es la prueba definitiva de la devoción al fundador del clan; además, así todos los Setitas se mantienen alerta y preparados, afinando sus habilidades hasta alcanzar la perfección.


Estructura del clan.

Los Seguidores de Set no son criaturas comunitarias, prefiriendo la adulación de sus discípulos mortales al respeto reptileano de sus camaradas. Aunque creen en la seguridad que proporciona la compañía, solo confían en los suyos para apoyarse contra los demás clanes. Ningún Setita confiará personalmente en un camarada. El prestigio dentro de los Seguidores se obtiene de la importancia y nivel social del ganado y de los cainitas a los que se corrompe, y de la caída de víctimas esclavizadas por su propia debilidad. Por supuesto, celebran reuniones periódicas que sirven con propósitos únicamente egoístas, satisfaciendo la necesidad ocasional de ser adulados por los demás.

Los practicantes de la senda del tifón son los líderes del clan. Aunque los templos menores pueden estar dirigidos por Setitas de las Sendas del Éxtasis y del Guerrero, cualquiera con más de dos vampiros presentes será controlado por uno de los primeros. Todos los templos celebran reuniones mensuales en la fase oscura de la luna. Cuando el lugar es refugio de un solo Setita, éste normalmente viaja al templo mayor más cercano. Estas reuniones no son obligatorias, aunque los Seguidores suelen acudir desde muy lejos para participar en los rituales, presumiendo así de sus últimos logros.

En la noche anterior a un eclipse total de sol se celebran reuniones menores, pero menos importantes dado su tamaño en el gran templo de Set en Uganda. Solo los líderes del clan acuden a estos encuentros, en los que se discute sobre el progreso de la Yihad y la causa secreta de los Seguidores, planificando estrategias futuras. Sólo los Tifones asisten, y no suelen hablar de nada de lo que allí sucede con los practicantes de las demás Sendas.


El culto de Sekhmet.

Se rumorea que este movimiento progresista dentro de los Seguidores de Set supuestamente eliminado por la camarilla, está regresando a finales del siglo XX. Alimentado por la tendencia ‘New Age’, el aspecto del Culto es el de una pseudo religión feminista radical que exige el poder para las mujeres. En realidad es un culto sangriento y ritual que promueve la violencia, el exceso y la destrucción de la Camarilla desde el interior.

Sekhmet era una diosa egipcia, protectora de las almas y sanadora, que fue más tarde absorbida como un aspecto de la diosa Isis. El culto moderno, sin embargo, ha retorcido su imagen original, enfatizando su papel como una figura femenina de fertilidad y poder. Los elementos exóticos de la religión apelan a muchos mortales desencantados que buscan guerras para su vida diaria en el culto.

Todas las dirigentes son mujeres Setitas que ofrecen ayuda y apoyo a otras vampiras, sin dejarles saber sobre la verdadera naturaleza de la organización. Haciendo hincapié en la comunidad de vampiras, han logrado socavar la estructura política de muchas ciudades de la camarilla, ya que la mayoría de los príncipes son hombres.

Dentro del clan, el culto de Sekhmet es visto con algo más que suspicacia, ya que muchos creen que promueve la desunión interna. Sin embargo, no se pueden negar sus progresos, y hasta que la polarización sexual se convierta en un problema dentro del clan, los miembros más conservadores no interferirán.

































SECRETOS SETITAS

Tuve un sueño que no era solo un sueño.
Que el sol brillante se extinguía y las estrellas
Parpadeaban oscuras en el espacio eterno,
Apagadas y errabundas, y la gélida tierra
Quedaba ciega y negra en un aire sin luna ;
La mañana llegó y se fue, y no trajo el día,
Y los hombres olvidaron sus pasiones por temor
A esta desolación; y todos los corazones
Quedaron congelados en una plegaria egoísta por la luz.
-George Gordon , Lord Byron ‘Oscuridad’

Al ser Iniciado (como muchos Setitas siguen denominando al abrazo) en las filas d elos inmortales de los Seguidores de Set, el nuevo vampiro aprende mucho sobre el glorioso linaje de su clan (o aprende más, si ya era miembro de un culto Setita como mortal). La principal lección es la guerra Santa, el conflicto de Set por vengarse contra la Tercera generación y su rebelde y traicionera familia. Esta lucha es la principal creencia de los Seguidores de Set. Blandiendo las artes de la corrupción y la traición con letal eficacia, los Setitas son jugadores principales en la Yihad.

Pocos vástagos de otros clanes llegan a descubrir lo profunda que es la participación de estos vampiros en las maquinaciones de la Yihad, y los que lo hacen no suelen vivir para contarlo. Desde los primeros días de su existencia en el antiguo Egipto, los antiguos del clan han librado su guerra oculta contra los antediluvianos de su Maestro. La corrupción, degradación y control de los peones mortales de sus oponentes, mortales y cainitas, es una de las principales estrategias en el conflicto.

Durante los largos siglos de pugnas, la guerra de Set contra las momias del culto a Isis y sus hermanos de la Tercera Generación se ha ido extendiendo por todo el mundo. Pocos Seguidores de Set comprende lo fuertes que se han hecho las fuerzas de la corrupción dentro de su propio clan en este tiempo, o que el propio Set no ha sido inmune a esta influencia.

Una vez las ambiciones del antediluviano eran pequeñas: la completa y absoluta destrucción de sus enemigos, y su justo gobierno sobre los reinos de Egipto. Abrazó a sus Seguidores par a nutrir sus planes y verlos dar sus frutos . A lo largo de los milenios de existencia, los deseos del anciano han crecido en consonancia con su poder. Comprendió hace mucho que los antediluvianos nunca le dejarían gobernar en paz si fueran derrotados. Tenían que ser totalmente exterminados, igual que sus agentes, si quería disfrutar del triunfo. A medida que los secuaces de los Antediluvianos impregnaban todas las ciudades del mundo, comprendió que gobernar todo el planeta para asegurar la paz para él y para sus subordinados. Hace poco decidió que nunca podría vencer en la Yihad. En vez de enfrentarse solo a la derrota, ha jurado arrastrar a sus enemigos con él, destruyendo el mundo entero si es necesario para derrotar a la Tercera Generación.

Tales medidas drásticas de dominación global o destrucción no son sus únicas estrategias. El antediluviano ha temido y odiado al sol desde su abrazo. Su luz le amenaza con la extinción y su fuego purificador se identifica con su odiado abuelo Amon-Ra. Ha llegado a adorar a Apep el destructor, la gran serpiente de la mitología que deseaba devorar el sol. Tal es la bilis que Set siente hacia Ra que ese es su plan desde hace mucho, implicando en él a sus Seguidores. Volar el sol, un secreto sólo conocido por los Setitas más poderosos de la Senda tifón. Este es el objetivo secreto de estos antiguos y del durmiente Set, y pasan sus no vidas trabajando para triunfar.

En el gélido norte de Europa vive la hechicera finlandesa Louhi, con cuya ayuda, y con la sutil alianza de los Sabbat de la zona, los Seguidores de Set esperan conseguir su objetivo definitivo. Por todas partes otros muchos ayudan a los Setitas , a menudo sin ser conscientes de ello. Las factorías no dejan de emitir vapores nocivos a la atmósfera, y millones de vehículos arrojan su humo a las nubes pestilentes que poco a poco ocultan el sol. Si no logran su objetivo mediante la hechicería, los Seguidores de Set se conformarán con triunfar gracias a la tecnomancia.

Junto al oscurecimiento físico de la luz llega la corrupción del alma colectiva de la humanidad, todo ello parte del terrorífico plan de los Setitas. Extendiendo la desesperación, la guerra, la enfermedad y la desesperanza en las sociedades mortal e inmortal, aquellos que practican las enseñanzas de la Senda del Tifón, fundada por el mismo Set, esperan destruir a toda la oposición cuando su maestro al fin despierte. La guerra física que se libra entre la carne de cañón del clan, y los secretos de sus antiguos, son un intento de preparar al planeta para el despertar de Set y la batalla final contra la tercera generación. No se sabe si algún vampiro sobrevivirá a la catástrofe aparte de los Setitas, que la promueven activamente. Los tifones, y muchos otros entre los Seguidores de Set, son los únicos que tratan de provocar adrede la Gehena.


Nuevo conocimiento : Cultura de los Setitas.

Conoces información disponible solo para los Seguidores de Set. Los vástagos de los demás clanes que descubren demasiado y hablan suelen convertirse en objetivo de los Setitas. Conoces la historia, leyenda, estrategias y secretos del clan.
*Estudiante: lo que sabe cualquier nuevo Setita o un sacerdote mortal del culto; participas en la guerra santa de Set.
** Licenciado: lo que saben casi todos los ancilla; que los enemigos de Set son la tercera Generación y las momias.
*** Postgraduado: lo que saben casi todos los antiguos: la momia Horus vive en Suiza, mientras que los agentes de la tercera Generación están por todas parte.
**** Doctorado: lo que saben casi todos los Matusalenes y tifones, los Seguidores de Set tratan de activar la Gehena, pues la victoria total sólo se puede alcanzar con la destrucción definitiva.
***** Erudito: lo que solo Set sabe, comunicado en sueños a los putrescentes altos sacerdotes de la senda tifón; los planes del antediluviano para el mundo una vez lo gobierne.

Sendas de Iluminación

Adiós, pues esperanza, y con ella adiós, miedo,
Adiós, remordimiento; ya no queda bien en mí;
Maldad, sé mi bien ; por ti al menos
Gobierno el imperio dividido con el rey de los cielos,
Por ti, y en más quizá llegaré a reinar
-Milton, ‘El paraíso Perdido’

Como los miembros del Sabbat, muchos de los Seguidores de Set han abandonado su humanidad. Aunque no todos lo han hecho, la mayoría concibe la Humanidad como un lastre innecesario que arroja al vampiro en brazos de la bestia. La adhesión a un estricto código filosófico, permite a los Setitas reinar y detener la caída inexorable hacia el olvido salvaje. Podrás encontrar mas detalles sobre las sendas de Iluminación y la senda fundada por el propio Set, en la guía del Jugador de vampiro y en la segunda edición revisada. Aunque los tifones, como Set, adoran a la serpiente Apepe, existen otras sendas menos viles. Dos de ellas se exploran a continuación.

Creación de Personajes.

Aunque algunos Seguidores de Set se adhieren a las sendas de la Iluminación, todos los personajes Setitas tienen las virtudes de Conciencia autocontrol y coraje, no sus contrapartidas del Sabbat, y comienzan con 7 círculos en virtudes. La mayoría suele tener una baja puntuación en conciencia, y es raro que uno que no siga una senda de iluminación tenga humanidad por encima de cinco.

La senda del Éxtasis.

Los practicantes de esta senda se deleitan en el lujo, no en la degradación. Sacian a la bestia satisfaciendo sus apetitos. Aunque en ciertos modos es similar a la del Tifón, esta senda rechaza las crueldades primarias de la anterior. En vez de celebrar la miseria, glorifica el placer, disfrutando de los extremos más decadentes de la sensación vampírica. Los miembros de esta filosofía desprecian especialmente a los del clan Toreador, y aprovechan cualquier ocasión para humillarlos y hostigarlos.

Ética

La búsqueda del placer es una obligación espiritual. Aquellos que desprecian el lujo y el hedonismo tratan de mancillar el alma con la ordinariez, y están confundidos.

Los vampiros son hijos del pecado de Caín . Por tanto, debemos practicar el pecado y extenderlo.

Resistir la tentación es un gran error.

Matar no es un crimen, siempre que se comenta con belleza.

La existencia no tiene más propósito que el entretenimiento.


Historia.

Esta senda fue fundada por Seguidores de Set en Constantinopla tras la caída de Egipto. Rodeados por el esplendor bizantino tras la caída de Egipto. Rodeados por el esplendor bizantino del Cuerno Dorado y asociados con los degenerados Toreador de la ciudad, los fundadores erigieron poco a poco esta filosofía de la decadencia. Los Setitas que siguen este camino se enorgullecen del materialismo del mundo moderno, y presumen de que es resultado directo de sus actos y existencias.


Jerarquía de Pecados

10 Permitir sobrevivir a un inocente.
9 No sumergirse en el lujo absoluto.
8 Permitir sobrevivir a alguien feo.
7 Permitir a un contaminador impuro (p.e., un sacerdote, una monja, etc. ) vivir sin un buen motivo.
6 Rechazar riquezas innecesariamente.
5 No intentar corromper a un inocente.
4 No tomar al menos una droga con regularidad.
3 No aceptar un regalo.
2 Destruir algo bello.


La senda del guerrero.

Esta senda ha crecido en popularidad en las últimas décadas, ya que muchos jóvenes Setitas por su filosofía. Igual que Set fue antaño un cazador y un guerrero, lo son los Seguidores de este camino, que se enorgullecen de sus capacidades físicas y marciales. Muchos de los Seguidores de la senda del guerrero son masoquistas fanáticos. Creen que la bestia es una creación de la mente, y que entrenando el cuerpo hasta que sea más fuerte que la mente es posible controlarla.

Quienes siguen estos principios están entre los oponentes más peligrosos que un cainita puede encontrar. Son las tropas de asalto de Set en la Yihad, y su presa son Lupinos, los demonios, el ganado y la estirpe por igual. Entre ellos es frecuente la ambición hasta convertirse en los depredadores urbanos definitivos. Cuando Set se alce, los miembros de la Senda del Guerrero creen que barrerán a cuanto oponente se ponga delante de ellos.





Ética.

La mente está subordinada al cuerpo, igual que la bestia. Aunque el cuerpo es de naturaleza bestial, es posible refinarlo. El abrazo comienza este proceso de transformación, pero incluso después la Bestia puede reinar, salvo que sea aplacada mediante el ejercicio y el conflicto.

Eres un asesino. No dudes en matar.

El cuerpo es bestial y debe ser castigado. Azótate, dáñate, llévate al límite y se consciente de que, de este modo, dañas a la Bestia.

Debes pasar todo momento posible afinando el poder de tu cuerpo. Tus disciplinas vampíricas son una función corporal, y como tales también debes entrenarlas.

La verdadera Muerte es menor que el fracaso y la debilidad. Como Set, debemos ser implacables en la Yihad que desarrollamos contra nuestro enemigos.


Historia.

Esta senda evolucionó después de que el imperio romano aplastara Egipto. Creyendo que la debilidad personal de los sacerdotes Tifones era la causa de la derrota, ciertos seguidores de Set decidieron no fallar nunca en convertirse en los perfectos asesinos vampíricos. Desde entonces la senda del Guerrero ha ganado adeptos poco a poco, aunque aún es la menos seguida de las tres Sendas Setitas de la Iluminación.

Jerarquía de Pecados.

1 Rechazar un reto físico.
2 Pensar demasiado antes de actuar.
3 No ejercitarse todas las noches.
4 Mostrar Señales de dolor.
5 Matar de forma rápida y misericordiosa.
6 No desarrollar tus disciplinas en todo su potencial.
7 Gastar puntos de sangre para curar tus heridas la misma noche que te las infligen.
8 No desarrollar el potencial de tu cuerpo.
9 Fracasar en cualquier tarea que se te imponga, física o mental.
10 No someterse a las torturas más dolorosas.









Templos de set.

¡A ti, oh Satán, gloria y alabanza
tanto en el Cielo, antaño tu reino, como en el abismo
Del Infierno, donde ahora sueñas en silencio!
¡Concédeme que mi alma un día repose junto a ti
Bajo el Árbol de la ciencia, mientras arriba
Como un nuevo Templo, sus ramas se extienden!
- Charles Baudelaire, ‘Plegaria’

Los Setitas llaman a sus refugios templo, y los tratan con la misma reverencia que los mortales a sus iglesias. Si el Setita dirige un culto de sangre, el refugio se convierte en un verdadero templo, con mortales engañados siguiendo los rituales siniestros del seguidor dentro de las salas exteriores. Aquí, los Setitas de la zona llevan a cabo sus propios ritos, honrando a Set y, en ocasiones, a la serpiente devoradora de soles, Apep.

Un templo de Set normal está localizado en una zona desolada, como un cementerio industrial, un almacén abandonado en los muelles, un bunker subterráneo, un desierto o una cima inaccesible. La mala reputación de estos lugares contaminados o inhóspitos ayuda a mantener la localización del templo oculta a los enemigos. Los Setitas tienen un cuidado escrupuloso a la hora de establecer sus templos, de modo que el área no sea ya refugio de un Nosferatu que haya escapado de su vigilancia.

Estos entornos desagradables y aislados replican dentro de lo posible, el lugar donde se encontraba el primer templo, fundado por el propio Set en las arenas desérticas de Egipto. Este nido original de tinieblas se ha perdido, aunque más de un Setita ha emprendido peregrinación para buscar la capilla y reabrirla como un lugar sagrado para todo el clan.

No se permite que ninguna luz natural brille en un templo de Set. Los rayos de sol, la luna y las estrellas jamás deben penetrar los muros del templo. Pequeñas antorchas arden en sus argollas en las paredes (se acepta la electricidad, aunque lo tradicional son las teas), y el incienso de mirra o áloe endulza el aire (aunque en algunos templos tifones el único incienso es la podredumbre).

Los templos Setitas tradicionales están divididos en dos áreas, representando los dos reinos de Egipto que Set gobernó. Tras entrar, el acólito se encuentra en el Sanctum externo, donde las paredes encaladas muestran escenas del bajo Egipto: caza de patos entre los juncos de papiro del Nilo, astutos cocodrilos agazapados, rebaños de esclavos marchando hacia la ejecución. Set triunfante desmembrando el cadáver de Osiris, etc. Esta decoración puede variar con la localización y la riqueza de los Setitas de la zona, incluyendo desde antigüedades exportadas ilegalmente de las tumbas egipcias hasta composiciones modernas mal pintadas que imitan el estilo egipcio. En los templos más humildes se encuentran incluso páginas arrancadas del National Geographic pegadas con celo a las paredes.

Unas puertas dobles conducen desde el Sanctum externo por un corto pasillo hasta otras puertas, un ‘sello’ que impide que la luz de la cámara externa alcance el sanctum interior. Los Seguidores de Set con pocos fondos pueden verse obligados a extender una manta a modo de mampara, dividiendo en dos una sola estancia y llevando a cabo sus ritos en la semioscuridad.

Las paredes del sanctum suelen estar cubiertas por una lana negra, lo que amortigua el sonido. Los suelos están cubiertos de arena, y la única luz procede de un brasero de carbones que arde frente a una estatua de Set y en el que se quema incienso y la sangre vertida en las libaciones. Set es mostrado como la Bestia tifón, el dios egipcio con cabeza de animal. En estos templos más modernos, la estatua puede ser una pequeña figura o incluso una pintura, y a veces los carbones se reemplazan con una estufa eléctrica. Las paredes de los templos más pobres pueden estar pintadas de negro, no forradas, y en los peores casos pueden estar simplemente desnudas.

El gran templo se encuentra en la orilla del Lago Victoria, en Uganda, donde se vierte la sangre de mil sacrificios en las aguas del Nilo desde un templo construidos en Obsidiana y marfil. Otros templos importante se encuentran en los muelles abandonados de Londres, en las catacumbas de Roma (donde los Cristianos se reunían antaño para adorar a la luz, y que ahora resuenan las siseantes letanías de la muerte), en las alcantarillas de Nueva York (donde un templo sigue reclutando entre las filas de los Saltadores del Abismo, de los Danzantes de la espiral Negra), en los peligrosos y decadentes pantanos de Nueva Orleans, y en Death Valley en California.

En todos estos templos puede encontrarse a los quejumbrosos y descompuestos Altos Sacerdotes del tifón, los vampiros trascendentes que han llevado a esta senda hasta sus límites más tenebrosos. Muchos creen que estas criaturas son los ojos y las bocas del dormido Set, y su fantasmal ulular y pronunciamientos dementes son esperados con ansia por los fieles, que los toman como profecías y augurios. Son estos altos sacerdotes de la corrupción los que llevan a la senda del tifón hacia sus insanos objetivos. Nadie sabe con seguridad si sus planes son realmente los de Set, transmitidos en sueños por el dios durmiente, o si se han embarcado en un viaje de su propia elección.

Otros templos menores de Set, muchos menos de los imaginados por los Tremere o Ventrue más paranoicos, se encuentran repartidos por todo el mundo, en cualquier ciudad en la que los Seguidores del dios Oscuro se hayan establecido. En las grandes urbes y allá donde se concentran, muchos Setitas residen dentro del templo, como los Sabbat que buscan la seguridad en la compañía de sus camaradas condenados. En los demás sitios los templos son pequeños. Incluso en las grandes ciudades, los Setitas mantienen sus propios templos privados, además de participar en los rituales del santuario común.

Los cultos secretos de la sangre, similares a los de vudú existentes en Haití, son fomentados por los Seguidores de Set en muchos templos alrededor del mundo. Veneran al maestro como la personificación de la oscuridad (más que como su agente), y en muchos casos los sectarios mortales se infiltran en iglesias satánicas y grupos similares. En Méjico D.F, y Nueva York , ambas fortalezas del Sabbat, y en Los Ángeles de los estados Libres anarquistas, los Setitas mantienen cultos fanáticos de adoradores mortales que, mediante una combinación de reverencia religiosa, miedo, Disciplinas vampíricas y vínculos de Sangre (cuando la vitae Setita se bebe ceremonialmente en los rituales, creando una hueste de ghouls) son totalmente leales a sus maestros. A menudo se envía a estos agentes a infiltrarse en organizaciones, a sobornar o asesinar a funcionarios en nombre de los Setitas.


Dones Setitas.

La corrupción y el poder están tan cerca del corazón de los Seguidores de Set, incluso de aquellos que se lo han sacado del cuerpo. Las siguientes Disciplinas, méritos y defectos, reflejan estos rasgos Setitas esenciales. Si el narrador lo desea, vampiros de otros clanes también pueden poseerlos.

Disciplinas: Taumaturgia.

Los Seguidores de Set practican la senda de la corrupción mas que cualquier otro clan. De Hecho, se rumorea que el propio Set fundó dicha senda, y que Tremere robó dicha senda durante el final de la edad media. Estos poderes son enseñados a los nuevos Seguidores de Set por los antiguos. Los personajes pueden aprender la senda de la corrupción sin conocer previamente la disciplina de Taumaturgia. Son capaces de usar la senda en su forma egipcia original, libre de las necesidades ceremoniales que los Tremere precisan. Un Setita puede adquirir la Senda al precio normal de experiencia para una nueva senda. El personaje no tiene que comprar puntos en taumaturgia para usar este poder. No es posible comprar la senda durante la generación del personajes.


Méritos y defectos.

Mordisco Venenoso (Mérito de 2 puntos).

Has desarrollado unas glándulas venenosas en el paladar. El Veneno es virulento, aunque a los vástagos y otras criaturas no les afecta. Tú por supuesto, eres inmune (nota del que escribe : joder!! eso se sobre entiende sino ya estarías muerto!! Los comentarios que hacen....). Cuando muerdes siempre inoculas el veneno, normalmente matando a las víctimas. Debes aprender a alimentarte de otros modos, quizá extrayendo la sangre que necesitas con una jeringa o una cuchilla, si no quieres matar cada vez que lo hagas.

Resistencia a las drogas (Mérito de 2 puntos).

Eres anormalmente resistente a las drogas. El alcohol, los narcóticos y otras sustancias igualmente ilegales no tienen mucho efecto en ti. Puedes beber de los borrachos con impunidad, o hacer creer que estás más borracho de lo que estás para aprovecharte de un oponente.


Sangre adictiva (Mérito de 3 puntos).

Tu sangre es especialmente deliciosa par los demás, vástagos o mortales, pues contiene una sustancia adictiva. Una vez la prueban, deben beber otra vez o gastar un punto de fuerza de voluntad en momentos inconvenientes para evitar el síndrome de abstinencia. A los Setitas con este mérito les es más fácil vincular a alguien, pues una vez se ha probado la vitae contaminada se hará lo que sea para beberla de nuevo.

Escamas (Defecto de 1-3 puntos).

Durante tu abrazo, una parte de tu piel se convirtió en escamas. Si la zona es pequeña y se oculta fácilmente es un defecto de un punto. Si afecta a todo un miembro como un brazo, que te obliga a llevar guantes largos en todo momento, es de dos puntos. Un rostro escamoso sin labios es un defecto de 3 puntos.

Lengua Bífida (Defecto de dos puntos).

Tu lengua es bífida como la de las serpientes, y sale de la boca sin control. Hablas con un siseo, y mantener la Mascarada puede resultarte difícil. La Lengua no inflinge daño agravado ni extrae sangre.

Sin Corazón (Defecto de 4 puntos).

Tras quitarte el corazón con el quinto nivel de Serpentis, lo has perdido. (Nota del que escribe : como si te dejas la cartera en casa de un amigo o pierde mil pelas, lo mismo!!! Hay que ser despistado!!). Podrá estar en manos de un enemigo o simplemente estar extraviado. Si lo posee otro cainita (quizá un antiguo Setita, o tu propio sire) deberás obedecer cualquier orden suya. Si se pierde la ansiedad te acosará durante toda tu existencia nocturna.

Aura del Wyrm (Defecto de 5 puntos).

Irradias corrupción hasta tal unto que cualquier Garou en las cercanías se sentirá atraído por ti. Es un defecto serio, ya que tu no vida estará constantemente amenazada por los ataques enfurecidos de hombres lobo fuera de control.




_________________
Fem Cats Vampire Aurak
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://seguidoresdeset.phpbb-foro.org
 
Libro setita
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Libro Preferido
» Álbumes que deberían estar en el libro "1001 discos que hay que escuchar antes de morir"
» ¿Que libro estas leyendo ahora?
» Libro Bingo (Criminales y Ninjas peligrosos)
» [XP] Libro de Objetos & Bestiario

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Seguidores de Set :: Set :: Libro de el Clan Setita-
Cambiar a: